Saturday, 13 October 2012

El MIT desarrolla un chip capaz de obtener energía mediante tres fuentes distintas


Unos científicos del Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) tras varios estudios previos realizados han logrado crear un chip que con bajos niveles energéticos es capaz de alimentarse de tres fuentes distintas -la luz, el calor y las vibraciones- para funcionar sin problemas prácticamente en cualquier entorno y sin batería ni condensador, según ha recogido el diario Le Monde Informatique.

El chip que han desarrollado el profesor Chandrakasan Anantha y su doctorando Saurav Bandyopadhyay del Massachusetts Institute of Technology (MIT) podría marcar una revolución al permitir la recuperación de la energía a través de tres fuentes distintas: la luz, el calor y las vibraciones.

Durante muchos años los investigadores han desarrollado métodos de recuperación
de energía más innovadores como la energía fotovoltaica obtenida a través de rayos
solares o materiales termoeléctricos que permiten transformar directamente el calor en
electricidad.

El profesor Anantha Chandrakasan que lidera el Departamento de Energía Eléctrica y
Ciencias de la Computación del MIT, ha matizado que “la obtención de energía es una
realidad. La clave aquí es el circuito que combina eficientemente muchas fuentes
de energía en una sola”.

La puesta en funcionamiento del chip requiere del propio sistema de activación y
monitoreo de cada fuente de energía debido a los diferentes niveles de voltaje que
logra cada una de ellas en el mismo tiempo.

Su mecanismo permite aprovechar la energía generada por una persona caminando o un puente con mucho tráfico, según una información que ha publicado el portal Inteldig.

Características técnicas

El dispositivo podría generar hasta 0’15 voltios con el calor, 0’7 voltios con la luz
natural y más de 5 voltios con una fuente de vibración que combinados entre sí nos
da un resultado del proceso más eficaz y fiable.

El chip puede incluso funcionar con la energía que proviene directamente desde la

Igualmente, los científicos omiten la necesidad de utilizar una batería o un condensador
para almacenar energía durante su uso posterior. Así, toda la energía producida va
directamente en el alimentador al que está conectado el dispositivo.

El proyecto -que recibió el apoyo financiero del Interconnect Focus Center (IFC)-
busca que su tecnología pueda integrarse en dispositivos portátiles que se utilizan
para cargar la batería de smartphones o tablets y, así, hallar el inicio de una nueva
revolución tecnológica.

0 comments:

Post a comment